Estás en:
Inicio Foro Descargas Fotos Rider Contacta

Foro - Coz
Bienvenido(a), Invitado(a)
Por favor Ingresa o Regístrate.    ¿Perdiste tu contraseña?
Márquez vs Reixa SAGA (1 viendo) (1) Invitado(s)
Ir al fondo Publicar respuesta Favorito: 0
TEMA: Márquez vs Reixa SAGA
#2126
marquez (Administrador)
Administrador
Publicaciones: 71
graphgraph
Usuario fuera de línea Haz click aquí para ver el perfil de este usuario
Márquez vs Reixa SAGA 7 Años, 7 Mess ago Karma: 0  
Legítima defensa.

El autor con mayor recaudación en SGAE durante 2012, vilipendiado y acusado
públicamente (junto con otros 10 socios) de comportamiento “legal pero fraudulento”, sin que SGAE haya confirmado y/o demostrado esta acusación, o haya salido en defensa de sus socios, se querellará contra SGAE, tras haber esperado pacientemente, durante más de tres meses, a que se celebrase un preceptivo acto de conciliación al que, finalmente, el anterior presidente no acudió, y el melifluo nuevo presidente SGAE preguntado sobre ello (que ha causado la destitución del anterior presidente) se ha limitado a declarar que “la Sociedad está investigando caso por caso, pero que no duda de la honorabilidad de esos socios” (??) – llevando, la criatura, en la Junta Directiva 15 meses, en que se ha debatido profusamente este interesado asunto del que, además, hace cuatro meses se anunció que se abrían “diligencias informativas” (cinco meses desde que el anterior presidente lo “denunció”, y muchos más meses desde que se “negoció” con las televisiones un “acuerdo”, entre ellos, sobre este asunto, por el que se rebajaban tarifas entre un 25 y un 30 %). Sorprendentemente, a pesar de lo dispuesto en los Estatutos, el socio no ha recibido aún noticia formal alguna, excepto que se le han negado los habituales anticipos por la novedosa razón de ser “expedientable” (!!).

El autor insta, de esta forma, a la Junta Directiva a resolver este asunto de una u otra forma, para dejar de estar en un estado de indefensión y, además, les exige (ya que se han mostrado incapaces de resolver los grandes problemas de la Sociedad y llevarla , con su gestión, cerca del colapso) cumplir, al menos, la reiterada promesa de celebrar una Asamblea para la modificación de estatutos, en la que debatir las modificaciones artículo por artículo, y devolver las facultados a la Asamblea para poder dimitir a los miembros de la Junta Directiva con comportamientos punibles.


A la Junta Directiva SGAE

Habiéndose producido recientemente la ruptura del “pacto no escrito”, entre editores y autores, de “no votar contra la mayoría autoral” en elección de presidente (actuando esta vez los editores contra sus propias manifestaciones y actos, hasta ahora, por ejemplo, en la designación del anterior presidente) y siendo, este pacto, uno más, pero esencial, entre los pactos no escritos, consensuados hace tiempo para lograr un equilibrio en SGAE y, por los cuales los editores representando al 2,1% de los socios tienen una representación en la JD de 8 miembros (20 %) y lo que es aún más desproporcionado, las 7 multinacionales que operan en el país (un 0,00007 %) tienen 5 puestos (12,5 %), y, los grandes beneficiados de este incumplimiento, los audiovisuales, representando menos del 10% de los socios, gozan de 9 puestos (22,5%) mientras más del 82% de los socios tienen una participación en la JD del 40 %, hacen que esta situación de SGAE a lo “Sudáfrica Pre-Mandela”, con un minoría blanca /editores+audiovisuales gobernando a una mayoría negra/músicos, sea totalmente insostenible.

Se da, además, la circunstancia de que tanto la Comisión Gestora, como la actual Junta Directiva, han prometido, en diferentes Asambleas, que se celebraría una Asamblea para la Modificación de Estatutos, para paliar la evidente falta de garantías y métodos democráticos en las que se aprobaron las últimas modificaciones ( hechas bajo la presión de “referéndum”, “Sí o Sí” y marrullerías tipo “hay que dar la imagen de unidad porque el Ministerio nos ha apercibido de cierre”) prometiendo, una vez más, que una vez la Comisión de Estatutos terminase su trabajo, en el que lleva más de dos años, se celebraría preceptiva asamblea en la que discutir la modificación de cada artículo, uno por uno.

Todo lo anterior (más lo no mencionado, de dominio público) hace exigible a esa Junta Directiva la convocatoria urgente de una Asamblea para la Modificación de Estatutos, en la que además de establecer una justa representatividad democrática, se devuelvan las funciones lógicas y aconsejables a la Asamblea, cercenadas intolerablemente (aceptadas por los socios por las coacciones mencionadas, o por desconocimiento de lo que estaba en juego) e incomprensiblemente aceptadas por el Ministerio, en las últimas modificaciones llevadas a cabo por esa Junta Directiva, que han dejado las funciones de la Asamblea como una cascara vacía, sin contenido (a título de ejemplo, en la última modificación se eliminó la facultad de la asamblea de “la elección o nombramiento de los miembros de la Junta Directiva y su destitución”, dejándola en la práctica con dos funciones: la aprobación de cuentas y la disolución de la entidad, y eso porque lo exige la Ley de Asociaciones).

Ante este nuevo desplante, insolencia y falta de sentido común de la mayoría
contra-natura formada por el tri-partito (Editores/Audiovisuales/Dramáticos) que rige SGAE desde hace poco más de un año, exijo, por la dignidad de la SGAE y de la propia JD, que esta vez, al menos, esa Junta Directiva cumpla con sus compromisos para con los socios, todos los socios, y no únicamente con los intereses de quien a todas luces ha estado condicionando y/o manipulando los resortes del poder durante los últimos 20 años, el señor Álvaro de Torres que, ya que esa Junta Directiva ha puesto de moda, como arma arrojadiza, lo de ”legal pero fraudulento”, he ahí un “casus belli” de ello: Los estatutos prohíben más de 2 mandatos consecutivos de un socio; De Torres lleva desde siempre “legal pero fraudulentamente” al representar, simultáneamente, a varias compañías. Y no discretamente, sino siempre en puestos de la mayor relevancia: uno de los cinco miembros de la Comisión Gestora, y perenne miembro de la Junta Directiva y del Consejo de Dirección; imponiendo además, para el colectivo de editores, el mismo esquema “Sudáfrica-Pre-Mandela” que en el resto de la Sociedad, la minoría de multinacionales 7 (0,33 %) manda sobre más de 2.000 editores (99,66 %).

El sin par Álvaro de Torres, que hizo suyo el discurso, manifestaciones,
amenazas y difamaciones del incontinente verbal presidente anterior, y saltó a la arena acusando, entre otras cosas, a 11 socios de haber recaudado 19 millones (luego 25, según convenía) cuando en ese/esos periodos, entre él y otro compañero editor de Consejo y Junta, han recaudado más de 100 millones, y el conjunto de los editores supera los 500, en los que, obviamente, estarán incluidos los 19 o 25 que, al tiempo que los 11 autores, recaudan también las editoriales de televisión, por firmar, y lograr que se programen, esos contratos a “presuntos fraudulentos” que luego registran, los editores, en SGAE y esta, como es su costumbre con determinados editores, revisa “rigurosamente” que todo esté en orden y procede después, según un reglamento que cambia a conveniencia a cada momento, a adjudicar a cada obra sus rendimientos; hasta ahora basado en los minutos que se ha programado (con una muy particular discriminación positiva para algunos “géneros”, y así, durante muchos años, la obra que más recaudaba en discotecas era el “Concierto de Aranjuez”) y que, al parecer, quiere cambiar por un sistema parecido a como ha conseguido que se reparta el Pendiente de Identificación, esto es, la “parte del león” para los editores multinacionales.

No contento con ello, y por segunda vez, ha puesto al frente de SGAE a un “audiovisual”, cuyos últimos trabajos conocidos, casualmente, parecen haber sido para Telecinco y Antena 3, los más importantes de los “presuntamente implicados” en la mendaz ”falacia” llamada “la rueda” (según todos los periódicos, el asunto de la programación musical nocturna en TVs, “fuentes de la SGAE” lo califican así, sin que esta lo haya desmentido) y sin que nadie les haya acusado o exigido explicación alguna. Parece que el nuevo presidente “audiovisual”, hace tiempo participó en la serie ”Los ladrones van a la oficina” producida por Eduardo Campoy, líder entonces de los directores/productores audiovisuales (en la égida de Pedro Pérez) y a los que costó Dios y ayuda convencer de que permitiesen a los músicos reservarse derechos para cobrar de SGAE. Poco apoco se fue consiguiendo, sobre todo cuando los directores/productores vieron que de aquella manera obtenían más barato, incluso gratis, la participación de los músicos en sus películas, pudiendo recibir ellos, además, ingresos con los que antes no contaban. Quizá por eso, el actual presidente SGAE, se dio de alta en la Sociedad por aquella época. Si la memoria de esa JD es tan frágil como parece, pueden consultar con Mario de Benito, músico de la serie y de un centenar de películas) y si algunos prefieren olvidarlo, otros éntrelos que me encuentro, no, por el trabajo que no costó conseguirlo y, además, ahora que nos acusan de “fraude”, tampoco olvidamos a aquellos directores que hacían películas que se estrenaban solo un día para cobrar las suculentas subvenciones del Ministerio de Cultura, sin que ninguno de los líderes de lo “audiovisual” haya denunciado nunca estas prácticas.

Hoy circula una carta de Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla (que a mí no me ha llegado ¡curioso! y que no estoy seguro pero parece redactada por el señor De Torres y Mortadelo y Filemón, aunque creo que pretenden que se crea que la envía el nuevo presidente - es solo una sospecha) en la que se dice que la culpa de todo la tiene el IVA, una ley que todavía no se ha aprobado y, claro, Teddy Bautista (del que dice que le habían advertido de no-se-qué de Arteria, sin que ninguno tengamos memoria de tales contundentes advertencias del señor Acosta y amigos) pero, eso sí, en la empanada de texto se menciona, punto y aparte, “la necesaria revisión de las reglas de reparto que han de ser más justas y equitativas. El proceso está iniciado y vamos a continuar hasta su terminación con el rigor y firmeza requiere.” (sic) Por cierto, si se toman ustedes la molestia de entrar en el sistema SSI, para socios, verán un enorme anuncio advirtiendo que las normas de reparto (artículo 202) acaba de ser modificado recientemente aunque suponemos que no del todo a gusto del señor De Torres&DAMAvisuales; eso sí, en la carta se apela a la sacrosanta “unidad” (fórmula mágica que podría recomendarse a otros colectivos con conflicto de intereses (CEOE&Sindicatos, o “Separatistas&Españolistas”, por ejemplo) que con eso y el “déjense ustedes saquear para llevarnos bien” será como el bálsamo de “fierabrás” que curará todos nuestros males.

Esa Junta Directiva, en general, y en particular la mayor parte del Consejo de Dirección, es responsable, sino cómplice, por acción u omisión, de todas y cada una de las, en su mayoría torpes e interesadas, decisiones del presidente anterior y, por tanto, no basta con haberlo descabalgado (tras reiteradas ofertas de “salida honorable”) sino que se hace obligatorio comparecer ante los socios para dar disculpas y explicaciones, además de ejercer las acciones, debidas e indispensables, para corregir los excesos y disfunciones (reparar los daños suena a ciencia-ficción) y, además, habiendo sido incapaz de resolver alguno de los grandes problemas que tenemos, podía, , al menos, cumplir una de sus promesas, como es la celebración, al fin, de una Asamblea para la Modificación de Estatutos.

Reclamo y espero (de la dignidad de la que esa Junta Directiva aún tiene que dar prueba pública) que esta reclamación sea atendida con carácter urgente.

Atentamente,
Juan Márquez
DNI: 50.265.429 X
Socio # 28.360 desde1978. Ex_Vicepresidente Editor de la SGAE, ex_Director General de EMI Music Publishing Spain&Portugal, ex_Presidente de la Asociación Española de Editores de Música, AEDEM, ex_miembro del Board de la Federación Internacional de Editores de Música, IFPMP, ex_Presidente de la Fundación de Artistas e Intelectuales por los Pueblos Indígenas de Ibero América, FAIPII, ex_Director de Sony ATV Spain, ex_Vicepresidente Internacional de Sony ATV, dirigiendo Latín América, y Director General de la Fundación Instituto de Cultura del Sur. Desde 1965, formó “Los Boom”, “Los Chals”, “La Vía del Ferrocarril”. “Alta Sociedad” y participó en las re-ediciones de “Gli Universali”, “Los Tifones”, “Los Indonesios”, “Los Orientales”, “Fe” y “Franklin”. Formó, en 1974, “Coz”, después “Kafrú”, y ha acompañado a “La Charanga del Tío Honorio”, “Isabel Pantoja”, “Rosa León”, “Víctor Manuel & Ana Belén”, y “Teddy Bautista”. Formó después “MAD”, y en 1979, se re-constituye COZ (con los que ha publicado una docena de álbumes, con casi el 100 % de temas de su autoría). Ex_Administrador Único de las compañías Cozsongs S.L. y Doble Abadir S.L., productoras que trabajan con músicos de gran relieve, como Julio Aller y Yaser Glz de la Peña, con los que ha compuesto y/o producido “infinidad” de temas para televisión.

PD: Pongo en copia de esta reclamación a las asociaciones de autores AMA y ACAM, así como a AIE, rogando se lo hagan llegar a las distintas asociaciones de músicos (muchos de cuyos miembros son también autores) por si decidiesen sumarse a la misma o iniciar su propia petición y, en cualquier caso, para que todos sepamos de qué lado está cada uno.



Confesiones de un dictador con Alzeimer:
Reixa: ¡No me arrepiento de nada!
http://www.plataformaasamblea.com/no-me-arrepiento-de-nada-dice-anton-reixa/


Comentarios al artículo de El Paíshttp://elpais.com/elpais/2013/07/19/opinion/1374254317_166856.html

¡Esperpento! nos llama el periódico de aquel Jesús del Gran Poder que soltó aquello de “Puedo cambiar un Gobierno con un titular” (¡eso sí que es omnipotencia y “poder ilimitado” y no de lo que acusan a Teddy Bautista!) mientras otro periodista (?) más humilde, pero más lenguaraz aún, titula su vomitivo artículo con “SGAE, nido de serpientes”, entre un fuego graneado de “artículos/Reixa-declaraciones” de panegíricos del déspota destituido, como mártir/profeta de la “transparencia” y víctima de los juegos de poder y los “malvados” que se han forrado con triquiñuelas (entre los que me encuentro, y a mucha honra) así que debemos entender que la mayoría de los periodistas (?) han dictado un veredicto de condena sobre esta tropa llamada “autores”, de la que sólo respetan (y no mucho) a aquellos que por su proyección mediática necesitan para lucirse entrevistándolos pero que, sobre todo, consideran “incapaces a todas luces de autogobernarse”.

Este lustroso periódico (que era presuntamente progre y ahora nadie medianamente sensato sabe exactamente qué es) apoyaba sin fisuras a Teddy Bautista, cuando de SGAE se decía que era “un nido de rojos”. Cuando los esfuerzos de los periódicos “de derechas”, por conseguir la cabeza de Bautista, se combinaron con la furia justiciera de los furibundos internautas del “todo gratis”, el prestigio de SGAE cayó en picado en la opinión pública (tan inclinada, y sensible ella, a apoyar los derechos de autor y pagar por los mismos, lo mismo que hacen por una barra de pan) y, conseguido el trofeo, El País cambió de bando y, ahora, el hombre que por tres veces fue Presidente de la CISAC (Confederación Internacional de Sociedades de Autor) es un “presunto” facineroso, eso sí, esperando justicia desde hace dos años (la justicia ha de ser rápida o no es justicia) mientras El País se retrata a sí mismo cuando parece aplaudir, en su inenarrable y apoteósico final de este editorial, la Reforma de Ley de Propiedad Intelectual del Gobierno, y la bondad de una supuesta fragmentación de las entidades de gestión; algo que Teddy Bautista nunca hubiera consentido (nos hubiese puesto a todos, amigos y enemigos, juntos, en la calle contra ello) o, al menos, hubiese liderado la lucha, no como el gañan mentiroso que hemos destituido que dice que ha estado en la negociación pero nadie le ha visto (AIE comunicó a sus socios en su última Asamblea haberse sentido casi-solos en la pelea).

Como mis “Cartas al director” nunca reciben eco, al parecer, por ser demasiado largas, termino aquí la misma con un “_link_” o enlace, en español(que existe, vascos y vascas, progres y talibanes)en el que añado/añadiré todo lo que quiera decir sobre esto y, en el colmo de la locura, para que los periodistas (?) desinformados o que pasan de informarse según de quien, tengan oportunidad de redimirse de sus “pecados”.

http://www.coz.es/portal/index.php?option=com_fireboard&func=view&id=2126&catid=4#2126

PD: He sido oposición a Teddy Bautista, como Vicepresidente Editor de 1992 a 1996 (y destituido por indicación suya a la JD; en 2000 ”lideré”, como autor, una candidatura contra la “oficial” de Teddy (que recordemos, no se presentaba; era un “empleado” de la Junta Directiva, que él procuraba que le fuese afín pero que , desgraciadamente para mí, aunaba a lo más granado de los autores ) y perdimos. En este último episodio podemos haber coincidido en que el impresentable Reixa nos llevaba a la ruina.


Difícilmente seremos capaces de autogobernarnos, sin tutela de las preclaras mentes de insignes talluditos periodistas (?) - que no saben, o no quieren leer información sobre nosotros – sí, no nosotros, sino nuestra Junta Directiva elegida, eso sí, por los socios, nombra un Presidente y, a la vista del resultado, haciendo uso de la facultad que tiene, lo destituye (“paso hacía el precipicio” sentencia el preclaro editorial) y eso representa el fin del mundo para los “opinion makers”, esos sabios que durante 40 años han conformado la opinión de este país, consiguiendo el milagro de que cada día se parezca más a la caterva de “republicanos” vs “fascistas” que consiguieron ver dividido por la mitad este país (o lo que ahora seamos, en este guirigay de autonomías).

Yo no vote por Reixa, vote por Javier Losada (que salió) o por Tino Vega y Fernando de Diego (que no salieron) pero, puestos a llenársenos la boca de “juego democrático”, el ganador fue Sastrón, con más de 1.500 votos por encima de Reixa pero, ahí esta el cambalache “político” de editores y audiovisuales que con menos del 12% de los socios y votos, mandan.


Eve of destruction

Me cuentan las lenguas de doble filo, normalmente muy bien informadas, que la mayoría contra-natura de “Editores&DamaVisuales” del Consejo de Dirección SGAE, le ofrece a Reixa la cabeza de los 11 “implicados” (en eso de sonar mucho en las teles) con tal de que se deje dimitir “honorablemente”, para que el “heredero” sea uno de la “pandilla”, audiovisual, o afínnetti, por supuesto.

Cambalaches politiqueros para, ante el estrepitoso fracaso de la opción Reixa y adláteres, cerrar como sea la puerta a Sastrón que, por si alguien no quiere recordarlo, fue el más votado en las últimas elecciones y, en su hoja de servicios está haber sido oposición casi en solitario a Teddy Bautista, también a Reixa (con más ayuda) y, además, representa a más del 82 % de socios frente al 2 y pico % que representan los editores, mientras que los audiovisuales no llegan al 10%. Preparémonos, entonces, después del timo del “productor de audiovisuales” con capa oxidada de músico que nos colaron con Reixa, para una SGAE a lo Sudáfrica “pre-Mandela”, gobernada por una minoría blanca “Editores&DamaVisuales” frente a una mayoría de negros “músicos”. Así empiezan las revoluciones sangrientas.

Ahora dirán (para desprestigiarlos) que soy Sastrón-ista, o DeEusebio-ista, o Teddy-ista, ¿qué más da? Dirán de todo menos que estoy del lado de los que están en contra de los chanchulleros. Hay que fastidiarse que el único logro del Reixa este del “desAUNIR” haya sido unir en su contra a Dios y a todo el mundo.


Gestor "interruptus"

Al saltar al ruedo, en la asamblea SGAE, a consumir unos escasos minutos que me concedieron, frente a las tres horas y media de “ladrillazo” de Informe del Presidente (soportado con Job-paciencia por todos) le pedí al respetable que “si decidían matar al mensajero, al menos, oyesen primero el mensaje”, a pesar de que como un distinguido miembro de anteriores Juntas Directivas, en una de sus canciones, canta “Es muy desigual esta partida de ajedrez, ellos tienen los votos y el poder” (sobre todo sí, según un SMS a Consejeros afines pero indiscretos, Reixa comunicó que se había “traído” 1.000 votos de Miami; lo que no sé si los hay pero que sería totalmente ilegal. Igual que sí se extorsiona a autores/artistas y managers ofreciendo suculentos anticipos y ayuda a giras, si se votaba a favor).

Así que copié una chanza que, en la anterior Asamblea Ordinaria, un destacado miembro de la Junta Directiva, tras el informe del Presidente, dijo: “Han oído ustedes las noticias; escuchen ahora la verdad”, pues bien, oídas las noticias, la verdad es que: Las cuentas son de echarse a llorar, y sin un Plan de Viabilidad, acompañado de la dimisión del responsable del desastre, no arrojan ninguna luz para el futuro.

Uno de los grandes problemas es que Reixa es un gestor “interruptus”, tira la piedra enseñando la mano manchada de corrupción, “tira pa´lante y tira pa´trás” continuamente:

• Contrata a su subvencionador, el señor Fasero, y lo despide porque no sabía que le subvencionaba. (Fasero era primero el hombre idóneo para el cargo, y cuando se descubren las subvenciones -3 de 6.000 primero y 142.000 la última – lo despide mintiendo para salvar su trasero)

• Despide a Javier Vidal, en un viaje a Méjico y, a la vuelta, tira para atrás el despido. (Reixa temía otro escándalo porque se “descubriese” que varios familiares de Javier Vidal trabajaban para SGAE, pero ignoraba (?) como tantas otras cosas que al señor Vidal se le contrata con su organización, que incluía familiares, con el visto bueno SGAE).

• Ordena que se contrate con Thessan Capital, en increíbles términos, y en cuanto se descubre el pastel, no antes, lo anula, con un coste de comisiones de 5,5MM. (Reixa con su amigo Irisarri Vertice/Antena 3, acuerdan que la “desinversión" de Arteria la haga una empresa externa, para cobrar comisiones; para ello se despide al trabajador SGAE que lo estaba llevando ¡y se le contrata en Thessan Capital!)

• Se mete en juicios, junto con AIE y AISGE, contra NOKIA y SONY, que a SGAE le tocaban 25 MM y, también, tira para atrás, no recurriendo, con gran “alegría” (otra “espantá” de este, dijeron) de las otras entidades de gestión.

• Cierra de un día para otro La Central Digital, le arman un pollo los cubanos y, entonces vuelve a abrirla y se la “regala” a un amigo.

• Anuncia a los responsables del Montepío de Autores su desmantelamiento por inviabilidad al retirar la ayuda SGAE, así como la cobertura sanitaria (ADESLAS) y así se le comunica a los socios, aunque luego, al parecer, da marcha atrás (no confirmado porque tampoco contesto sobre esto a mí acusación)

Reixa, supongo que emulando al Presidente, también gallego, que gobierna el país (al que, para no ser menos, le ha copiado montando un escándalo parecido al de los papeles de Bárcenas, facilitando a El País información sobre que un grupo de 11 socios había recaudado 19 millones de euros en 5 años, sin mencionar, por ejemplo, que dos editores, miembros de su Consejo de Dirección, recaudaron en el mismo periodo ¡más de cien millones de euros!) habla, una y otra vez, de la herencia recibida, de recortes, criterios de austeridad y contención de gasto, mientras las dietas de la Junta Directiva (incluido el Consejo de Dirección) han supuesto 545.735 en el año (según 03.Informe de Gobierno Corporativo, págs. 16 y 17) aunque según la auditoría sólo el Consejo de Dirección obtuvo 489.148, Auditoría SGAE, 20.2, pág. 50) (????? ¿56.587 € para las dietas de los 39 miembros de la Junta Directiva y los 26 grupos de trabajo y Comisiones, durante todo el año? O miente el Informe de Gestión o miente la Auditoría).

Además, el Presidente acumula más de 130 dietas en un año (¡uno de cada 3 días viajando! Lo que, claro, no le deja tiempo para atender las reuniones sobre la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (según criticas de las otras entidades de gestión; denunciadas públicamente por AIE, en su asamblea) .

*Pasando del “gestor interruptus” a su faceta de “gestor trilero”, en lo que no ha dado marcha atrás es en lo de CATA, primera gran confrontación entre el equipo de Sastrón y el de Reixa, que desmanteló un complejo con tecnología punta para grabaciones (con condiciones ventajosas para socios) dos edificios en el centro de Madrid, con un equipamiento de alrededor de 100 millones de euros, alquilados “incomprensiblemente” por 20.000 euros al mes, durante cinco años, a un iraní, desairando el interés de VIPS como Fernando Trueba, Santiago Segura y Alejandro Sanz, habituales usuarios del complejo que, conjuntamente hubiesen optado a su alquiler. Para cuando el contrato termine, los 100 millones invertidos en material, serán chatarra, que debiera haberse amortizado con el uso y realización de producciones.

*Tampoco parece que dará marcha atrás en el “timo” que en su informe dice que ha tenido que “disponer de más de 47 millones de euros”, que en el Informe de la Directora General, con más precisión, se puntualiza que “relevantes fuentes de ingresos”, o sea, derechos, como las prescripciones, “han sido absorbidas por la Sociedad” (02. Informe Directora General, pág. 12) para poder costear los 20 millones más (en comparación con 2011) que nos ha costado la Administración SGAE (80 millones en 2012, 40 de descuento a los socios y 40 de “prescripciones”). En la práctica un aumento del 100% del descuento de Administración a los socios, que debiera haber sido aprobado por la Asamblea, pero que se ha obviado con trampas como hacernos aprobar en bloque las modificaciones de Estatutos, un “trágala” de sí o sí, que incluía agazapada la aceptación de que las prescripciones no reviertan en los socios sino en la Administración (Auditoria SGAE, pág. 2). Otras entidades de gestión, como AIE, los derechos de prescripción los han repartido entre los socios.

*En clave gallega, supongo que a los más viejos del lugar les sonará lo de “La calle es mía” actualizado ahora en “La SGAE es mía”, porqué aquel candidato que hablaba de devolver la SGAE a sus socios y, como sigue diciendo ahora en su informe, “extinguir prácticas de aroma autoritario y restringir el poder de la Presidencia”, en la práctica, ha ungido en su persona el mayor poder presidencial que se recuerda, fundiendo dos presidencias, con una lista de sus “poderes” en los Estatutos que va de la “A” a la “X” mientras que las competencias de la Asamblea han quedado reducidas a 2, la aprobación de cuentas y la disolución de la Entidad; y eso porque lo exige la Ley de Asociaciones.(nótese que en la última modificación se eliminó la facultad de la asamblea de “la elección o nombramiento de los miembros de la Junta Directiva y su destitución”. Ahí es la nada, la modificación).

*“Gestor interruptus” parece haber dado, también, marcha atrás en su promesa de que habría una asamblea para debatir la modificación de los estatutos, articulo por articulo (reclamación que tampoco contestó).

*La Auditoría

La Auditora, que nos presentó la auditoría como garantía de las cuentas, nos costó 1 millón de euros en poco más de un año. El costo de la auditoría de Ernst and Young muestra que frente a 64.000 € en 2011 hay 170.000 € (+ 30.000 por “otros servicios”) en 2012. Ninguna empresa paga tan “generosamente” la auditoría y, además, teniendo en cuenta que hicieron un informe para abrir en canal SGAE por 733.000 € (muy a gusto del señor Reixa para descalificar la gestión anterior pero, al tiempo, también a SGAE como entidad) hay razones para pensar que los informes de auditoría de Ernst and Young (que empezaron el año pasado) son auditorias efectuadas a las necesidades de los que las pagan.
Una auditoria que el ejercicio 2011, tenía una opinión calificada por los auditores de más de 8 puntos, (auditoría “poco presentable” la llama Reixa en su informe; y eso que se hizo a su gusto para fundir el ejercicio anterior) después de un año ya no hay más que vaguedades del tipo: “no hemos dispuesto de información suficiente…” “En nuestra opinión, excepto por aquellos ajustes que podrían haberse considerado necesarios si hubiéramos podido verificar los aspectos descritos en los apartados 2 y 3…
Es decir, “… no hemos dispuesto de información suficiente como para poder verificar si es un mono o un humano” “ En nuestra opinión, excepto por aquellas pruebas que podrían ser necesarias para saber si es un mono, creemos que es un humano porque tiene manos, pies, cabeza, nariz, ojos, boca, y dientes”
O sea, nos encontramos con un informe de auditoría con salvedades que se refieren sobre todo a una gran incertidumbre y falta de datos concretos con los que poder trabajar. Si pasamos esto por alto, la auditora opina que las cuentas presentan la Imagen Fiel. O lo que es lo mismo, si pasamos por alto que un mono es un mono, se parece bastante a un humano. Tiene cabeza, dos ojos, manos, pies, orejas, etc., pero sigue siendo un mono, no un humano.

Fundación Autor:

1) Los auditores reconocen que metieron provisiones por riesgo en exceso, que han tenido que revertir este año como ingreso en la cuenta de resultados. Las cosas no eran así y se les advirtió, pero las instrucciones que tenían era fundir la cuenta de resultados. La irresponsabilidad de ese criterio, apoyado por Hernández, Galindo y Picazzo (Servicios Jurídicos, Secretario General y Director Financiero) ha tenido como consecuencia que este año Arteria haya tenido que dar unos beneficios de 5.549.562 €. No es extraño que tengan inspecciones fiscales abiertas.
2) Sorprende que digan que el contrato de venta de “VITAMA” (Argentina) tiene riesgos de coberturas, cuando dio su visto bueno expreso Servicios Jurídicos SGAE, y su despacho de abogados Beccar Varela. Pablo Hernández deberá responder a esto.
3) Es una contradicción que el auditor diga que la sostenibilidad de la Fundación Autor depende de las aportaciones de SGAE, y del proceso de desinversión, cuando, a día de hoy, el Director Financiero dice que los teatros de Gran Vía no se van a vender.
4) En las cuentas de la Fundación Autor todos los activos están valorados a precio de mercado, excepto Sevilla, que es imposible venderlo en el estado de terminación que tiene. La razón es que Sevilla imputaría a la cuenta de resultados de Fundación Autor, valorado a precio de mercado, unos 50 millones de euros; es decir, que se quedaría con “Fondos Propios Negativos”, y con toda la deuda. Luego obligarían a SGAE a provisionar como gasto toda la deuda de la Fundación, lo que significaría QUIEBRA TOTAL. Y sin embargo, ante este escenario, no presentan un Plan de Viabilidad para la Fundación Autor.
5) Sorprende que digan los auditores que hay una reclamación de Hacienda de casi 10 millones de euros de la imputación de gastos en SGAE, de las cantidades enviadas a Fundación Autor, que no tiene riesgo alguno y no está provisionado en _base_ al informe que han efectuado los de Ernst and Young, pero de la parte fiscal. Esto es un conflicto de intereses, que la misma firma opine de fraude, de cuentas anuales y de impuestos. La opinión no puede ser imparcial. Y habrá que ver que dice la auditora Deloitte de toda la parte fiscal que le han dado ahora.

Cuentas ARTERIA

Da un beneficio de 5.500.000 €, porque han tenido que reconocer que se equivocaron con tanta provisión, y aprovechan para decir (mentir) que la gestión ha sido buena, cuando el resultado positivo es consecuencia de un exceso de provisión de riesgos del año 2011.

Dentro de Arteria, solo está PARA-LEL y la SALA BERLANGA, que han perdido casi 300.000 € la primera, y 130.000 € la segunda.

Del resto de los teatros no tenemos cifras, y se manejan por otras sociedades pero, básicamente, CAMPOS ELISEOS pierde 290.000 €.

Los teatros de GRAN VÍA ganan, y podrían tener mejor resultado si no pagaran impuestos como una sociedad mercantil, pero Pablo Hernández decidió que estos inmuebles no formaran parte del patrimonio de la Fundación, con el consiguiente lío que ha montado en el Ministerio, que ha pedido explicaciones.

Finalmente, la auditoría tiene una opinión calificada en lo referente a que no tienen cuentas de WONDERLAND. Pablo Hernández no convoca los consejos y están las cuentas sin aprobar, no sólo de 2012, si no de 2011 también. Además, al despedir a algunos de los administradores, sin darse cuenta ya no tienen ni representación del 51% de ARTERIA en WONDERLAND.

No se entiende que el Patronato de Fundación decida no vender los teatros de la Gran Vía, al ver cómo están las cuentas. O no se enteran o tenemos al frente de SGAE a alguien, sólo o en compañía de otros, con el encargo de destruir la Sociedad.

*¡Caretas fuera, señor Reixa! Lo que usted llama “nueva SGAE” es una falacia, una mentira; es la Sgae de Pablo Hernández (implicado en el caso Arteria), de Paco Galindo (responsable del Reglamento que usted llama farragoso y confuso, y al que le ha encargado la redacción del nuevo), de Carmen Pacheco (que dicen que anda por ahí, Cuba incluida, recaudándole votos, pero aunque no fuese así, de largo recorrido en la “vieja” Sgae) y muchos otros técnicos, muy leales en su día a la Sociedad y al equipo anterior; al igual que muchos de los que se sientan, antes y ahora, en la Junta Directiva, empezando por sus ahora valedores del Colegio Editorial, en su conjunto, idéntico al de antes, sólo que antes eran oposición; no había esas unanimidades sospechosas a las que usted alude tanto, en sus continuas referencias a sus miedos a “conspiraciones judeo-masónicas” que usted llama “sombras y amenazas de vueltas al pasado”, y demagogias parecidas.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
Guionistas difamadores

Ahí va, tu! Ahora algunos guionistas SGAE se suman a la campaña de “difamación al dictado” y se descuelgan con un guion, bastante endeble, de una película de terror en la que si no se aprueban las cuentas SGAE, el Ministerio va a enviar a sus “marines”. Pero hombre ¡si no movió un dedo ni cuando la Guardia Civil saltaba por la tapia del Palacio de Longoria!
Que no cunda el pánico, en esta pésima película de terror, si no se aprueban las cuentas, Reixa fuera, y otro más capaz lo hará mejor. Y punto.

Algunos “audiovisuales” SGAE, en ese guion de terror de serie B, claman: “¡Las cifras son escalofriantes! Los once autores investigados, han acumulado recaudaciones en los últimos cinco años que superan… ¡los 25 millones de euros!”. Toma ya, pasmo. En un periodo igual, dos editores (Álvaro de Torres y Juan Ignacio Alonso) miembros del Consejo de Dirección “han acumulado recaudaciones en los últimos cinco años que superan… ¡los 100 millones de euros!

El batiburrillo cocinado por estos atropellados y arrebolados guionistas SGAE, difamadores, mezcla “escándalos”, “denuncias públicas” y “malas prácticas”, o sea, todo eso de lo que acusamos, con hechos y datos, a Reixa pero, en su versión, cometidos “por parte de un grupo de músicos (compositores e intérpretes) cuya música sirve de relleno en los programas de madrugada, en forma de videoclip grabado en directo o como telón de fondo de los programas y promociones más variopintos”. No está mal viniendo de “audiovisuales” que, en su mayoría, consideran que la “música sirve de relleno”, y que están encanallados porque el “videoclip” en la ley española no es “obra audiovisual” sino un montaje que acompaña a una obra pre-existente (y nosotros nunca lo hemos llamado “relleno”)

Debe de haber un autor por ahí perdido que “públicamente se ha auto-inculpado” no sé de qué, y me miran a mí que lo que he hecho es llamar “bocazas” al señor Reixa porque, sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, se marcó, públicamente, graves acusaciones contra el trabajo de músicos que, hasta ahora no ha demostrado, saltándose además los Estatutos, y contribuyendo a dejar el prestigio SGAE hecho unos zorros para lucirse ante el respetable, como un Robin Hood de ocasión, del “todo a cien” o mercadillo, pero quitándoselo a los músicos para dárselo a los editores “multis”.

Ese tal músico perdido, con la ayuda de otro “monstruo”, “acumulan en el mismo período más de 20.000 registros de obras”. De ser así, habría que felicitarles ¿no? ¡Qué arte! Deben de tener una fábrica de churros que, mira tú, parece que le gustan al que los contrata; aunque igual están compartidas con otros muchos autores (que cinco años dan para trabajar mucho y con mucha gente) o puede que, también, como esa “música sirve de relleno” puede durar unos segundos de ambientación, y con un minuto de inspiración te da para 60 segundos de fragmentos ¡celosillos! que como el guionista solo registra un único guion de su magna obra, la “música sirve de relleno” infinitas veces en su excelso único guion.

Como los difamadores no dan el nombre del afortunado, solo SGAE sabe (o solo ella debía saberlo) si “ha recaudado en 2012 más de 1.400.00 euros”. Y si reconocen que desconocen “la competencia compositiva en este ámbito de una persona tradicionalmente vinculada exclusivamente al rock y a la gestión de editoriales y discográficas internacionales durante los últimos años” ¿Por qué se extrañan de que, “de ellos… 120.000 euros corresponden a repertorio sinfónico”? Pensaba yo que podía ser José María Cano, que tradicionalmente Pop, se marcó una “ópera”, pero no debe ser él, porque me extraña que se haya dedicado los últimos años a ser editor internacional, aunque quién sabe, porque como yo no me he dedicado a eso los “últimos años”, que dejé de ser editor “multi” hace 10 años, igual no me he enterado.

Este, recién aparecido, fulgurante lobby de guionistas difamadores, convertidos en martillo de herejes, sentencia: “este enriquecimiento es parte de un mecanismo en el que las propias cadenas forman parte. A través de sus editoriales musicales, las cadenas han encontrado un mecanismo de rebajar la factura de derechos autorales”. Vaya, descubriendo la pólvora ¡qué avispados! será que ninguno de estos chicos ha grabado un disco, o alguien en su entorno lo ha hecho, y no se ha percatado hasta ahora que eso es lo que han estado haciendo, desde siempre, las editoriales discográficas que, ahora, respaldan férrea y como un solo hombre (o editor) al señor Reixa. ¿No se han enterado las criaturas que, más o menos lo mismo, las productoras de audiovisuales “rescatan”, a través de permitir la reserva de derechos, derechos para guionistas, directores y músicos, rendimientos para ellos, que según la ley corresponden al productor? ¿No es ese, también, un “mecanismo” del que ellos forman parte? ¿No consiguen los productores aminorar la factura de director, guionista y músico? Exaltados demagogos que se atreven a insistir en una cerril “sostenella y no enmendalla” : “que algunos autores aprovechen un vericueto legal para embolsarse una millonada por una música que, como afirmó el propio Antón Reixa, “nace muerta y acaba normalmente en esa casi clandestina explotación”. Podían aplicarlo a sus colegas que hacen películas que se estrenan un único día, para cobrar la subvención de Ministerio.

Convendría que recordasen que el pacto de reparto 50% Director, 25% Guionista y 25% Músico, se acuerda hace años, generosamente, en una SGAE mayoritariamente de músicos, para repartir derechos de películas provenientes del extranjero, cuando la SGAE, en casi todos los casos, recibe solo la parte de la música, que es lo que sus entidades “hermanas” recaudan en la mayoría de los países, ya que casi ninguna entidad de gestión es tan “multidisciplinar” como SGAE.

En una muestra más de ignorancia y demagogia, alientan, también, contra los editores en SGAE, lo que, opinan o sentencian: “para muchos, lastra y lastrará el funcionamiento de una entidad de gestión que debería estar integrada únicamente por autores”. No tendría yo que entrar en el jardín de defender la presencia de editores en SGAE, dado como me tratan y atacan ahora, pero me gustaría ver a estos “iluminados” intentar negociar con los “usuarios” un acuerdo general de uso de repertorio cuando les tuviesen que decir que no entraba en él todo el repertorio internacional, desde Bruce Springteen a la música del “Titanic”. ¡Señor, señor, cuanta osadía lenguaraz!

Salú y Salu2,
Juan Márquez

PD: Que ya lamento dar tanto la brasa con SGAE y ExGays, pero es que no me dejan vivir, ni defenderme (que todavía no me han comunicado nada sobre mi “ejecución”, solo se limitan a difamar sin probarlo).



"Ladran, señal de que cabalgamos" (Goethe). http://www.coz.es/portal/index.php?option=com_fireboard&func=view&id=2126&catid=4#2126

CORRUPTOS MAMPORREROS

Con los mismos falaces, insidiosos, interesados, baratos, grandilocuentes y difamadores argumentos del “miserable” (acepción 1 de la RAE) Reixa, una publicación, supuestamente profesional, carga (eso sí, con numerosas faltas de ortografía) contra una empresa por facturar mucho dinero por los rendimientos de obras musicales clásicas de las que han hecho arreglos. Estos desinformados pero aleccionados “profesionales” repiten el desafortunado, y altamente contestado, comunicado del baranda SGAE , mostrándose claramente como sus “mamporreros” en el intento de “colársela” a RTVE, al parecer la única televisión que no ha cedido al chantaje que, eufemísticamente, Reixa (con un “te voy a hacer una oferta que no puedes rehusar”) llama “código de buenas prácticas”, o sea, yo te rebajo la tarifa un 25% y tú quitas de la programación las obras de esos que ganan mucho para que yo me luzca ante los socios cuyas obras no se programan en televisión y, sobretodo, justificar el cambio de reparto para que se lo lleven las multinacionales en vez de las editoras de televisión.

Vaya por delante que yo no toco detrás de una bruja ni he hecho arreglos de obras “clásicas” (pero que defiendo el derecho a hacerlo, porque así lo aceptan la ley, las normas y las prácticas internacionales) y, además, yo fui la voz en solitario que en Junta Directiva SGAE defendió el Dominio Público, en el caso de los Cantos Gregorianos de los Monjes de Silos, que fue finalmente aceptado como “arreglo” por SGAE, formando parte de aquel “tribunal” muchos de los que ahora siguen siendo miembros de Junta y Consejo.

Unos ignorantes “periodistas” ponen ejemplos de obras de insignes compositores a los que añaden, mofándose, nombres de arreglistas actuales y, me pregunto, si estos “corruptos” (acepción 2 de la RAE: 2. adj. ant. Dañado, perverso, torcido; aunque muy bien pudieran ser la 1. adj. Que se deja o ha dejado sobornar, pervertir o viciar) se dan cuenta del daño que hacen a nuestra historia musical, con grandes nombres internacionalmente conocidos por haber hecho arreglos de Dominio Público, como “Oh Lord, Why Lord” fragmento del canon, chaconne o passacaille de Pachelbel, o "La Voz del Hombre Caído" (en inglés "The Voice Of The Dying Man") fragmento de la composición del Adagio de Albinoni/ Giazotto, ambas interpretadas por Pop Tops o, por poner ejemplos que tienen mucho que ver con consejeros SGAE, “Himno a la Alegría” (Beethoven/ Arreglo de Waldo de los Ríos) o “CICLOS/Las Cuatro estaciones de Vivaldi” (Canarios). Si algún indocumentado, desagradecido, fanático y tragaldabas, opina que los que han hecho “arreglos” como estos no merecen crédito y mérito, su opinión no debiera merecer la atención de quienes quieran contribuir al conocimiento de nuestra espléndida riqueza musical pero, sobre todo, se deslegitiman para ejercer de críticos y periodistas musicales o del espectáculo, obviando, además, que gracias a estos arreglos hasta estos “garrulos” saben algo de la obra de los clásicos, porque contribuyen, y mucho, a su difusión entre los no-iniciados y los jóvenes, objetivo por el que SGAE premia especialmente, en los repartos, las interpretaciones de obras “sinfónicas” y repertorio “clásico”.

Bastardos ignorantes que en una basura de artículo no hacen más que el trabajo sucio de remachar en las torpes acusaciones del cobarde Reixa que, tras su comunicado, no ha dado la cara, ni para afrontar las críticas, ni para explicar el cese del que le concedía subvenciones, ni, lo más importante, para defender los derechos de los autores en la anunciada reforma de la ley de Propiedad Intelectual.

En el colmo de la perversión, todo este lío, toda esta interesada cortina de humo, pretende culpar a unos socios de algo que, en el mejor/peor de los casos, es culpa de SGAE, por tener el Reglamento que tiene, por aplicarlo y, como ellos mismo reconocen, no tienen tiempo ni capacidad técnica para comprobar los registros. Así que, juez y parte, la culpa es del que registra, con una declaración jurada que el ínclito Reixa y su equipo (también responsable de todo lo que se acusa al equipo anterior, por ser los mismos) decide unilateralmente invalidar sin garantías para los afectados y pasándose los Estatutos por salva sea la parte. Haría bien Reixa, antes de lanzarse a perseguir fantasmas entre los socios, en limpiar su propio patio “administrativo”, ya que hay trabajadores SGAE que figuran significativamente en las fichas de las obras “de televisión” , bien por sí mismos y/o familiares.

El libelo panfletario de la publicación (que al igual que a los que acusa, vive del negocio de la televisión y quizá, solo quizá, de alguna subvención, cubierta o encubierta, de esas que tanto abundan “nowadays”) incide en la amenaza del ínclito Reixa de “abrir once expedientes disciplinarios, por prácticas de registro irregular de derechos de autor, que están en fase de diligencia, y de cuya resolución se tendrá noticia en las próximas semanas” ¡A ver si es verdad! Porque los “afectados” llevamos esperando no sólo la oportunidad de defendernos frente al ventilador de mierda puesto en marcha por Reixa, sino, al menos, que “nuestra Sociedad” conteste a algunos de nuestros escritos y peticiones de celebración de conciliación previa al establecimiento de demanda en los juzgados, prevista estatutariamente. SGAE no solo se pasa por el arco del triunfo Estatutos y Reglamento sino que incumple un principio, generalmente conculcado pero no por ello de menos obligado cumplimiento, y es que la “justicia” debe ser rápida o no es justicia, que no se puede esperar a que las difamaciones se olviden con el tiempo o, como en este caso, a que pase la Asamblea. Por poner el ejemplo contrario, el por algunos denostado Ministerio de Cultura, dando pruebas de que también lo son de Educación, ha contestado a mi insolente escrito denunciando el comportamiento de Reixa y SGAE.
Sin “acritú”, pero hasta las narices,
Juan Márquez

PD: En SGAE, del Canon de Pachelbel, hay 110 registros de obra original y 10 alternativos; y del Adagio de Albinoni, 88, con 22 alternativos. Gracias a Dios (o al diablo, pero no debido a estos indeseables) estas obras parecen no estar muertas.


03/06/2013: Los que me conocen, saben que "casi" nunca pido ayuda. Hoy se la he pedido a los artistas e intérpretes, para reparar una injusticia cometida contra muchos músicos (víctimas inocentes de una pelea entre Reixa y los autores "de madrugada") para evitar que SGAE muera desangrada, y para pedir responsabilidades a la Junta Directiva SGAE que ha permitido tanta tropelía. Solo espero que la buena gente de AIE cumpla en conciencia con su deber.

PD: Que para los que me acusan de ser muy críptico, que pido que, en la Asamblea del día 20 J, no se apruebe el disparate de cuentas falseadas SGAE, y se invite a Reixa a irse a DAMA, con "los suyos".
 
Reportar al moderador   Reporte guardado Reporte guardado  
 
última modificación: 16-05-2014 00:03:52 Por marquez. Razón: Revision ortografica
  El administrador ha deshabilitado la escritura pública.
Ir al inicio Publicar respuesta
Patrocinado por FireBoardObtén las últimas publicaciones directamente en tu lector RSS

Subir arriba
Menú
INICIO
NOTICIAS
BIOGRAFIAS
ENTREVISTAS Y CRITICAS
DISCOGRAFIA
LADO OCULTO
FOTOS
CONTACTA con...
FORO
Estadísticas
Visitantes: 7282099
Buscar en coz.es

COZ - 2018 - Suite del Diablo
COZ - 2018 - Suite del Diablo

Usuarios Registrados





¿Recuperar clave?
Usuarios conectados

NOVEDADES
LO MAS LEIDO



© 2020 Web oficial de COZ
Powered by: Snoopy Virtual Studio